…Los acantilados de Dover…

Dover es conocido por ser el mayor Puerto del Canal de la Mancha y por sus acantilados blancos de creta.
Cuando lo visité no tuve oportunidad de estar mucho por el centro de la ciudad, pero bueno, creo que con lo poco que vi me hice una idea de que no es mi sitio ideal para vivir.
El día que fui tuve la mala suerte de que había una fiesta en el castillo y no pude visitarlo, pero bueno estuve en muchos castillos así que supongo que será imponente y bonito como todos.
Lo que sí pude ver fueron los acantilados, que realmente fue por lo que tenía ganas de ir a Dover.
Y he de decir, que me impresionaron, no pensé que fueran tan altos y que hubiera tantos.
De hecho cuando llegue después de subir una cuesta inmensa intercalada con escaleras y pegando el sol a todo lo que daba y yo bastante abrigada porque habían dado que iba a estar nublado, llegue a los acantilados, y dije: pues vaya, tantas ganas de verlo para esto, sí está bien pero tampoco para tanto.
Además estaba muy cerca del puerto, el pitido de los barcos y de las obras que estaban haciendo me estaba incomodando, yo había leído que era un sitio perfecto para desconectar de todo y con ese ruido era imposible desconectar.
Hasta que vi que había que seguir, recomendación no vayáis con manoletinas ni falditas o vestidos porque es un camino de cabras y el aire allí es increíble, pensad que es un acantilado a más de 100m de altura en los que aunque haga bueno el aire tira.
Cuando llegue al punto donde estaba rodeada por acantilados y agua, y el ruido del puerto había quedado totalmente atrás, ya me quede contenta.
Realmente era un sitio para olvidarte de todo incluso del móvil que tan obsesionados nos tiene, ya que no tienes cobertura la mayor parte del tiempo.
Mi alegría no duró por mucho tiempo, (no por el sitio) sino porque cuando llegué hacia sol y de repente se nubló y se puso muy gris y no quería que me pillara allí la lluvia, porque estaba a una hora del centro caminando por un camino de tierra.
Me falto el poder disfrutar tranquilamente de las vistas, y sin mirar el cielo y el reloj.
Pero seguro que alguna vez vuelvo en verano cuando den un día soleado y sin amenaza de lluvia a relajarme y evadirme de todo y poder visitar el castillo que esta vez no pude visitar pero que se ve paralelo a la subida.

Así que ya sabéis, un sitio distinto para ir si queréis pasar el día fuera de Londres.

10731009_10153275712586069_9051483965402687352_n      11012491_10153275712461069_3888593509936230681_n 11261513_10153275712611069_2361336835632588224_n    dover_1858348c

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s