…Copenhague…

 

Este año quise pasar las navidades totalmente diferentes, desde hace dos años las paso aquí con mis padres, que vienen desde España, pues este año nos fuimos 4 días a Copenhague.

Tenía muchas ganas de ir porque he viajado bastante y nunca había estado en los países nórdicos

Íbamos preparados para un frio horrible, esperando nieve y para nuestra sorpresa no hacia taaaaaaaaaanto frio, a ver, sí que hacia frio, pero para ser diciembre no era tan horrible, eso sí…menudo aire que hace y pudimos disfrutar de solazo durante los dos primeros días!

Y como Papa Noel había traído bufandas y gorros había que aprovechar para ponerlos.

Nosotros llegamos allí a las 11.30, parte súper molona de ir a Copenhague es que en 12min en tren estas en la estación central.

Estábamos alojados en un hotel a un minuto de la estación central, que es el centro de la ciudad y el punto más lejano turístico era la sirenita a 30min caminando.

Nuestra idea era ir a verla el primer día, pero a mitad de camino vimos que los restaurantes que había estaban cerrados y que eran las 3.30, preguntamos y nos dijeron que como era Nochebuena lo cerraban todo a las 5, asique nos dijeron que diéramos la vuelta a la calle principal Strøget que allí estarían más cosas abiertas (no había mucho donde elegir, Burger King o Mc Donalds)

Al terminar seguimos dando una vuelta, llegamos a las casas de Nyhvan, casas coloridas, bonitas (pero para quien conozca Notting Hill no tienen nada especial), luego vimos el palacio que enfrente se encuentra la ría y del otro lado de la ría esta la Opera de Copenhague.

La iglesia de mármol que está al lado del palacio, esta chula merece visita y llamaba la atención que hacía calor, creo que es de las pocas iglesias en las que hace calor y todavía me sorprendió más porque al ser de mármol me la esperaba como un iglú.

Al día siguiente teníamos un tour contratado, que bueno, nos llevó por los mismos sitios que estuvimos, no descubrimos nada nuevo, demasiada historia, lo único con lo que me quedo que me dijo el guía el sitio más famoso para comer el smørrebrød, que es el sándwich abierto típico danés.

Lo comimos en: Brooklyn Bar (en la esquina de Nyhvan, las casa de colores) comimos dos de salmón y uno de un pescado típico de allí que no recuerdo el nombre, he de decir que estaban buenísimos, pero no dejan de ser una rebanada de pan de molde con lo que sea por encima y unas 900 coronas danesas cada uno.

Nos pareció una ciudad cara, incluso al cambio el Starbucks era bastante más caro que aquí en Londres.

Era el día de Navidad y como ya teníamos planeado nos fuimos a Tivoli, creado en 1843 es el segundo parque de atracciones más antiguo del mundo.

Fuimos a las 4 de la tarde que ya era de noche cerrada, y era precioso iluminado, daba la impresión de que estabas en un mundo aparte, es precioso todo de verdad, no se puede ir a Copenhague y no visitarlo.

Estábamos alojados al lado del Tivoli, y veíamos algunas atracciones desde el hotel, porque estábamos en la última planta, y durante los días 25,26 y 27 tiraban fuegos artificiales.

El tercer día estaba pensado para ir a Malmo, Suecia, que hay un tren que en 40min estas allí, pero llovía tanto que decidimos anularlo.

Asique por la mañana fuimos a la famosa Christiania, un pueblo libre según dicen ellos, sabía que a mí no me iba a gustar, pero me indigno bastante que digan que es un pueblo libre, y nada más entrar tengas prohibiciones, como no hacer fotos, no comer ni beber cosas de fuera (porque allí tienen sus negocios), prohibido pasear con perros…vamos todo prohibiciones.

Después nos fuimos a ver a la Sirenita, atravesamos el Kastellet, que es un parque que tampoco me llamo la atención además que fue cuando más diluviaba, y llegamos a la Sirenita, bueno pues una roca, con una mujer desnuda encima, ya está, y vuelta al centro a comer y a comprar Souvenirs, había que aprovechar que era el único día que había alguna tienda abierta.

Y el domingo pues a ver el Palacio de Rosenborg y a andar por los mismos sitios básicamente hasta que ya nos fuimos para el aeropuerto.

No cogimos ningún medio de transporte, ya os digo que si estáis alojados céntricos lo más lejano será media hora y es una ciudad muy llana y con dos días hay tiempo para ver bien la ciudad.

 

7369578466_0b09d73c7e_b

25993-z

800px-copenhagen_008_editedCopenhagen_-_the_little_mermaid_statue_-_2013

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s